Donde quieras, cuando puedas

Recorrer Chile en Bicicleta – La verdadera aventura

Octubre 5, 2015 Susana Lopez 0 Comments

Sabemos que Chile posee una enorme diversidad de paisajes y rutas para recorrer. Mucho mejor si lo hacemos pedaleando.

El ciclismo de montaña en Santiago es una de las actividades favoritas de los turistas que llegan a Chile. Rodeado por la Cordillera de los Andes, Santiago ofrece algunos de los mejores circuitos de este tipo.

El ciclismo de montaña en Santiago de Chile es una de las principales actividades que desarrollan los turistas más jóvenes que visitan la capital del país. A medida que nos adentramos en la Cordillera comienzan a alternarse los mejores sectores para la práctica de este deporte. Las empresas del sector aprovechan las características del relieve para ofrecer excursiones a las distintas delegaciones que se hospedan en el corazón de la ciudad. De esta manera, se puede llevar adelante ciclismo de montaña en Santiago de Chile desde el centro de la metrópolis.

Los sectores más hermosos donde se realiza ciclismo de montaña en Santiago de Chile son los valles que se emplazan entre grandes elevaciones. En estos espacios, los circuitos cuentan con obstáculos y senderos que los hacen más que entretenidos.

Los mejores sectores para la práctica de bicicleta son los valles, que cuentan con obstáculos para aumentar la adrenalina mientras se desciende en medio de una generosa vegetación. Dos de los lugares más concurridos son la Reserva Nacional Río Clarillo, en Pirque (a 45 km de Santiago) y la Laguna de Aculeo (a 68 km de la capital), que dispone de más de 40 km ideales para lanzarse a pedalear. En plena ciudad, el Parque Metropolitano es el favorito de los santiaguinos.

En la zona norte, a unos 150 km de Arica, se puede recorrer Putre y Parinacota en dos ruedas. Ojo, es necesario tener buen estado físico por la altura y las cambiantes condiciones del clima altiplánico.

En las pampas nortinas, a 47 km de la soleada ciudad de Iquique, se encuentra la Oficina Salitrera de Humberstone. Además de aprender de la visita y ser testigo de cómo se vivía en la época del auge del salitre en el siglo XIX, puedes ejercitar con tu bicicleta en su vía especial para ciclistas.

También puedes cruzar la frontera entre Chile y Argentina en bicicleta; hay agencias que realizan una travesía recorriendo el Valle del Elqui cruzando a Argentina por la frontera Agua Negra a 4.700 metros de altitud para luego volver a entrar a Chile por el paso Los Libertadores y bajar la cordillera pedaleando. Sólo para los más valientes.

En la zona sur, bordear el Lago Llanquihue, desde Puerto Varas a Puerto Octay o hasta los Saltos del Petrohué, ofrece un paisaje espectacular, siempre con el nevado Volcán Osorno como testigo.

Y luego viene Carretera Austral, un paraíso escondido, manjar para los amantes de la bicicleta. Hay que considerar que éste es un recorrido de alta dificultad, pero es eso mismo lo que lo hace tan atractivo.

En Puerto Natales, en la Patagonia Sur y cerca del Parque Nacional Torres del Painepuedes tomar la bicicleta y pedalear al antiguo frigorífico de Puerto Bories y hasta la célebre Cueva del Milodón (4 y 26 km).

Previous Post

Next Post